Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de diciembre, 2010

Reglas espirituales de las relaciones

Escritor: Yehudá Berg
Año: 2008
País: USA
Género: Auto-ayuda

Frase inicial:
“Antes de empezar con ese método kabbalístico para atraer a tu alma gemela, es importante que conozcas dos principios kabbalísticos esenciales, pues son la clave para todo aquello que quieres lograr en tu vida romántica.”

En una sola sentada se puede leer este libro, aunque no sé si de una sola sentada una mujer, porque está enfocado el libro en las lectoras, pueda hacerse de los principios que se describen hasta hacerlos suyos y actuar en consecuencia.

De si sirven o no, cada quien tendrá sus respuestas, de entrada puedo decirles que cambiar la forma en como uno concibe las relaciones románticas cambia en definitiva la manera en como estas suceden, esto es un principio básico: si quieres que tus relaciones cambien tienes que hacer algo diferente y para hacerlo primero debes creerlo.

Una ética de las emociones

Escritor: Jordi Vallverdú
Año: 2007
País: España
Género: Ensayo

Afortunadamente nuestro ser busca continuamente, aún cuando estemos dormidos, la posibilidad de sentir y actuar de acuerdo a las emociones, que no son otra cosa sino manifestaciones de nuestras verdaderas necesidades. El querer, esa manifestación genuina que surge del yo, emerge cuando el ego (la mente aleccionada) baja la guardia; el querer señala lo que nos negamos a ver y nos aturde porque nos desestabiliza. Creemos que vivir en un estanque donde nada pasa, donde nos pasamos “creando expectativas insatisfactorias” (Vallverdú: 2007, 104), donde nada se mueve, es seguro, ¿pero eso es vivir? El querer se presenta para agitar el agua que yace estancada, las emociones vuelven y nos dan vida... espantados las acallamos para continuar en el cómodo estado anestésico que espera un mejor mañana o un “más allá” redentor promovido por las religiones, pero el cuerpo reclama su participación en un mundo diseñado para él.

El querer no e…

Cuentos de amor

Escritor: Hermann Hesse
Año: 1995
País: Alemania
Género: Cuentos

Frase inicial:
"Era un invierno largo y riguroso, y nuestro hermoso río, que discurría por la Selva Negra, permaneció durante semanas completamente helado.”

Simples, en el mejor de los sentidos, Hesse me hace pensar en lo doloroso que es recordar escenarios que ya nunca más serán desde donde uno está, simplemente porque uno ya no es el que fue y porque los momentos que pasan jamás volverán; en cambio, una nueva experiencia siempre es indescriptible y en el mundo de las ideas, donde aún no ocupa un lugar, es innombrable.

El tema del amor siempre será de interés pues es el único sentimiento que rige a una vida y porque aunque este sentimiento sea correspondido: se vive en solitario.

¿Se ama sólo lo que no se tiene? ¿Es posible ir más allá en el amor cuando la fuente de éste voltea hacia nosotros mirándonos también como una fuente de amor?

Los presocráticos, del mito al logos

Escritor: Miguel Morey
Año: 1981
País: España
Género: Ensayo

Frase inicial:
“Desde que se estableció que con los presocráticos nacen la filosofía y el pensamiento occidental, su importancia no ha dejado de crecer entre nosotros.”

Bueno, con esta breve frase inicial, Morey ya lo dijo todo. El autor inicia su recorrido desde Tales de Mileto para terminarlo con Demócrito; uno a uno va nombrando las principales líneas de los pensadores de la antigua Grecia.

El ensayo contiene detalles históricos que nos permiten entender mejor el planteamiento de cada pensador, sin embargo, yo creo que la mejor manera de reactualizar ideas tan asombrosas es a través de la perspectiva actual. Desde aquí, las concepciones de esos hombres se perciben sencillamente fabulosas. Todo un viaje que da para mucho que reflexionar.

Invitación a la ética

Escritor: Fernando Savater
Año: 1982
País: España
Género: Ensayo

Frase inicial:
“Fausto vacila, con la pluma en alto, dispuesto a comenzar su evangelio: «en el principio era el Verbo», «en el principio era la mente», «en el principio era la fuerza»....”

Un breve libro para traer junto a uno por largo tiempo, para consultas conforme se está viviendo, para relecturas en busca de las palabras que a uno no se le ocurren pero que indiscutiblemente las siente.

De este libro nada se puede resumir pues sería obviar cosas importantes. Hablar de ética no es cualquier cosa, entraña la más difícil de todas las tareas: conocerse a sí mismo. La ética requiere de las más grandes de las virtudes: el valor y la generosidad; la ética no reclama nada más que lo que cada quien en realidad quiere: actuar en consecuencia de su querer.

Quizá deba decir que este libro no es para cualquiera, que se requiere estar despierto, estar abierto, tener conciencia de sí. ¿Qué es eso de lo bueno y lo malo? ¿Cómo puedo juzga…