Al faro

Escritor: Virginia Woolf
Año: 1927 
País: UK
Género: Novela

Frase inicial:
“Pues claro, siempre que mañana haga bueno —dijo la señora Ramsay—. Pero tendréis que levantaros al despuntar el día —añadió.”

Esta es una novela que dice más de lo que se pueda contar. La historia, lo que pasa, es en la narración común casi nada, en la narración de Woolf, en cambio, de una profundidad exquisita, tanto que duele.

El contenido detrás de la historia puede perderse desde la perspectiva del lector contemporáneo que ya no sigue en la familia ningún ritual, de esos que estorban, que obligan, que reúnen la diversidad. Los rituales familiares hoy en día son pocos y los que hay ya no velan por el grupo sino que sólo se fijan en un miembro o, por mantener la individualidad, en ninguno. Las reuniones familiares, las cenas, los eventos, solían tener un propósito: contener al grupo, cobijarlo.

Woolf escribe que duele, ante nosotros desnuda a los personajes, nos muestra su intimidad, sus contradicciones, sus anhelos, sus debilidades, sus odios y sus necesidades. Ser humano no es fácil, uno quiere y detesta al mismo tiempo; uno demerita lo que luego a gritos llama a que vuelva. En la novela asistimos a las voces interiores de los personajes y con ello nos acercamos a nuestra dolorosa fragilidad. 

¿Qué son en realidad los destinos, las metas, en el fluir corto o largo de una vida?

Entradas populares