Suficiencia y satisfacción, la recuperación de un símbolo antiguo

Escritor: James W. Heisig 
Año: 1993
País: Japón 
Género: Ensayo

Frase inicial:
"Hace algunos años, abogué por la introducción de un «principio de razón suficiente» en la teoría económica y la ética de consumo."

La una cultura del deseo como consumo desmedido parece haber olvidado que el deseo torna en vicio cuando la suficiencia es borrada del mapa.

¿Quién tiene en claro cuánto es suficiente? ¿Quién se ha detenido a saborear la satisfacción antes de lanzarse por el siguiente objeto del deseo? ¿Quién voltea a ver al otro cuando se está enfocado en lograr la insaciable satisfacción propia?

Mientras la persecución del deseo sea visto como el hacer natural del hombre de éxito (ese que obtiene lo que desea) y no como la progresión hacia la codicia y el exceso, no podrá sino propiciarse la insatisfacción, la frustración y la continua sensación de vaciedad.

Pero claro, hablar de esto suena tan inteligible como hablar de un yo verdadero. Mientras esto suene a tontería, las consultas psicoterapéuticas estarán atestadas de gente que no se encuentra a sí misma, de gente "exitosa" sintiéndose miserable.

Entradas populares