Parménides

Escritor: Platón
Año: ~369 A. C.
País: Grecia
Género: Filosofía

Frase inicial:
"Cuando llegamos a Atenas desde nuestra ciudad, Clazómenas, nos encontramos en el ágora con Adimanto y Glaucón, Adimanto me dio la mano y me dijo: —¡Salud, Céfalo! Si necesitas algo de aquí que podamos procurarte, pídelo."

Desde mi perspectiva este es uno de los diálogos de Platón más complejos, está completamente estructurado en argumentaciones lógicas que trazan tres movimientos pendulares en torno a lo uno, el todo, la multiplicidad, lo similar, lo diferente, la nada y el ser tanto proposicional (A es B) como de existencia (∃A) intercalando el mundo sensible con el inteligible o de las Formas.

Particularmente en torno al uno se van presentando otras Formas. Desde cada perspectiva (o cada movimiento pendular) Platón lleva el concepto al extremo: uno como todo ilimitado sin partes (inefable, inconmensurable, incognoscible y por tanto inexistente), uno como afectación y como base de la numeración, uno como participante del ser.

Si el lector logra mantener su atención en lo ontológico antes que en la lógica, se encontrará con claves de la existencia como el devenir, el ser y el tiempo, la inaprensibilidad del ser mismo como uno (entidad dada).

Se necesitará más de una lectura.

Entradas populares