Ética sin ontología

Escritor: Hilary Putnam
Año: 2004
País: USA
Género: Ensayo

Frase inicial:
"Puede parecer extraño que un libro que lleva por título Ética sin ontología trate de cuestiones de la lógica y de filosofía matemática tanto o más que de cuestiones de ética, pero no es fortuito."

El libro se encuentra dividido en dos parte, la primera es una serie de conferencias que establecen su posición respecto a la metafísica —me parece que el título correcto del libro debió ser "Objetividad sin objetos y sin metafísica" porque la Ontología ya debiera entenderse desde Heidegger y los filósofos de la existencia la cual está enfocada a los existentes y no así a tratar de otorgar existencia a objetos mentales—, a la relatividad conceptual,a la objetividad sin objetos y a la necedad de estar discurriendo sobre el uso del verbo existir, todo bajo la filosofía analítica. Bien lo dice Putnam en la introducción: aquí hay muy poco (casi nada) de ética.

En la segunda parte ya introduce algo de ética pero lo hace desde su formulación de las tres ilustraciones: la platónica, la Ilustración y una tercera, que no termina de llegar, que es fabilista y antimetafísica.

Su punto: no deberíamos de intentar dar a priori una razón (metafísica) por la cual debamos actuar como series sociales porque es tanto como la justificación del siglo XVII de dar la tierra como propiedad a los reyes por ser herederos de Dios. Los planteamientos éticos se hacen en la práctica y deben reformularse según el contexto. Ética sin metafísica es: un sistema de preocupaciones prácticas interrelacionadas que se refuerzan entre sí, que están parcialmente en tensión y que debieran abordarse sin dogmas (mucho menos de dogmas de fe).

Además de su planteamiento, se agradece el paso por la lógica, la teoría de conjuntos, las sumas mereológicas con las que aborda la relatividad conceptual y la objetividad sin objetos; sus referencias pro Dewey, Quine y Wittgenstein, y contra el deconstructivismo de Derrida; su crítica a Foucault. Quizá hubiera preferido menos lógica y más Levinas.

Entradas populares