La suprema autoridad civil no es ilimitada

Escritor: José María Luis Mora
Año: 1822
País: México
Género: Ensayo

Frase inicial:
“Pocas naciones se han de haber hallado en circunstancias tan felices para constituirse con toda la perfección que es posible, en las obras de los mortales, como en las que se hallan las naciones americanas, que se han hecho independientes de las potencias europeas de medio siglo a esta parte.”


Mora, con ojos amorosos a la constitución de los Estados Unidos de Norteamérica, se vuelve a ver la posición del México independiente. Cree que el origen de las sociedades, debe tener como fin la felicidad de los individuos que la componen, en teoría debería ser así pero es de una ingenuidad enorme creer que efectivamente así se da.

La felicidad de los individuos de una sociedad, la que sea, debe estar asegurada por límites, esto se supone que son las leyes, la dirección del esfuerzo común para la felicidad de todos (en teoría). Nunca falta quien las interprete a su favor, por ello se requiere de un representante (pero luego al representante se le olvida que representa a la sociedad y no a sí mismo).

Entradas populares