Ir al contenido principal

La cultura de los mexicanos

Escritor: Francisco Xavier Clavijero
Año: 1767 (alrededor)
País: México
Género: Ensayo

Frase inicial:
“Paw, enfurecido siempre contra el Nuevo Mundo, llama bárbaros y salvajes a todos los americanos, y los reputa inferiores en sagacidad e industria a los más groseros y rudos pueblos del Antiguo Continente.”


Clavijero llega para cambiar por completo la forma de ver al mundo: son posibles otras formas de lenguaje, otras formas de delimitar al mundo y porque sean distintas no son menos valiosas. En la labor de buscar la verdad primero hay que cuestionar.

Clavijero va tocando siete puntos con los que se puede identificar el nivel de cultura de un pueblo de acuerdo a lo dicho por De Paw: (1) el uso de moneda de cambio, (2) el uso del fierro, (3) la fabricación de naves y la construcción de puentes, (4) el uso de la palabra escrita, (5) el arte, (6) la lengua y (7) las leyes. Por cada punto no sólo es positivo en la presencia de los siete puntos en los mexicanos sino incluso en algunos casos plantea un calificativo superior como aquel de la posibilidad que daba el lenguaje de los mexicanos para manejar conceptos metafísicos, esto es, de la posibilidad de escalar al nivel superior en el que Platón situaba a los filósofos.

Entradas más populares de este blog

El eterno retorno de lo mismo y la voluntad de poder

Escritor: Martin Heidegger 
País: Alemania 
Año: 1939 
Género: Ensayo 

Frase inicial: 
"En principio no existe la menor razón para considerar la filosofía de Nietzsche como el acabamiento de la metafísica occidental; en efecto, gracias a la abolición del «mundo suprasensible» como «mundo verdadero» es más bien el rechazo de toda metafísica y el paso hacia su negación definitiva."

Este ensayo corresponde al capítulo cuatro del estudio de Heidegger sobre la obra de Nietzsche que comprende dos tomos de la GESAMTAUSGABE (6.1 de 1936-1939 y 6.2 de 1939-1946). Con este ensayo se abre el segundo tomo, lo que implica que Heidegger ya ha terminado también Aportes a la filosofía (acerca del evento) y por ello podemos ver que los últimos párrafos de éste ensayo hacen referencia a lo dicho en Aportes (primer y otro inicio, dioses, los venideros, el tránsito).

Primero, habremos de leer sin la comprensión directa y común de ciertas palabras, es decir, habremos de abandonar la primera interpret…

Indagación del bien

Autor: Kitarō Nishida 
País: Japón 
Año: 1921 
Género: Filosofía 

Frase inicial: 
"Escribí este libro durante mis años de docencia en la Escuela Superior Nacional Cuarta de Kanazawa." 

El libro contiene una introducción por Masao Abe bastante extensa y minuciosa. La pregunta rigurosa cuando se accede a un libro de filosofía japonesa es justamente con lo que empieza Masao Abe: ¿Hay filosofía en Japón? Los rigurosos apegados a la historiografía dirán que la filosofía es propia de la tradición de la Grecia antigua, lo de más serán formas culturales de pensamiento. Esto dejaría afuera lo en realidad es tema de la filosofía y que va más allá de cualquier tradición: los cuestionamientos esenciales de la existencia: qué somos, cuál es nuestro origen, cuál nuestro sentido, cuál nuestro fundamento, qué es lo bueno, qué lo bello, cómo es que conocemos, por qué hacemos lo que hacemos y más profundamente… por qué nos hacemos estas preguntas y nos resultan tan fundamentales. Bueno, todo eso s…

De la esencia de la verdad

Autor: Martin Heidegger 
País: Alemania 
Año: 1930 
Género: Ensayo 

Frase inicial: 
"Vamos a hablar de la esencia de la verdad." 

En definitiva es un texto que debe leerse después de Ser y tiempo y antes de proseguir con cualquier texto del llamado segundo Heidegger.

En Ser y tiempo la cuestión era la pregunta por el "la diferencia ontológica entre el ser y el ente", luego se transformó en la pregunta por el "sentido del ser" pero preguntar por un sentido remitía nuevamente a la metafísica, ahora se trata de la "verdad del ser", es decir, del ser como posibilitador —al mostrar sustrayéndose— de la metafísica.

Heidegger partirá de lo que entendemos corrientemente por verdad, esto es verdad como adecuación: cosa y enunciado concuerdan. Esta verdad no deja ser al ente, es decir, no es una verdad abierta sino más bien una verdad cerrada a lo ya conocido. Sin embargo, este tipo de verdad es posible porque el ser-ahí se detiene en lo abierto, es decir, se …