Sobre los indios (pte. 1)

Escritor: Francisco de Vitoria
Año: 1532
País: España
Género: Ensayo

Frase inicial:
“El texto que ha de comentarse es el de San Mateo: Enseñad a todas las gentes, bautizándolas en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.”

Leer autores del siglo XVI (cuando se inicia la época colonial en México), desde el México de 2012, puede resultar difícil pues la posición e intereses de tales pensadores no son los mismos que pudiera tener una mexicana que creció con el discurso de que “los españoles son los otros, el enemigo que nos quitó nuestras riquezas y cultura”. ¿Cómo no incomodarse ante la protección de los intereses de los conquistadores encubierta por discursos teológicos donde la caridad, eje de la religión en el poder, es quizá la incomodidad que les lleva a buscar una justificación? Es necesaria pues la seguridad de conciencia en materia dudosa, nos diría Vitoria.

Habla Vitoria sobre si los indígenas tenían derecho de propiedad, discurre sobre los motivos por los cuales pudiera carecerse de tal derecho: pecado, infidelidad, falta de razón; y si ese derecho es divino o natural. En tema de justificación sobre el dominio español sobre pueblos de bárbaros,  Vitoria trae a cuenta a Aristóteles y nos dice que es conveniente para algunos que no se pueden gobernar, que sean otros mejor dotados de razón quienes los gobiernen y para los españoles hay dos autoridades ya establecidas: el Papa (cuidador de los espiritual que puede intervenir en lo político si el asunto fomenta el pecado) y el Emperador (figura que imita a Dios).

Siempre se pueden justificar las acciones, pero ello no implica que se pueda uno exonerar de la responsabilidad de las consecuencias.

Entradas populares